Custodia de los hijos de padres no casados

Custodia hijos padres no casados

La custodia de los hijos de padres no casados suele generar dudas. Al no haber un vínculo matrimonial no es necesario tramitar el proceso de la separación o el divorcio.

Sin embargo, los hijos no pueden quedar desprotegidos. De modo que es importante saber cómo se regula la custodia de los hijos de padres no casados si os habéis separado antes de formalizar la unión.

Toda la información que daremos a continuación será muy genérica y te ayudará a hacerte una idea de cuál es la situación. Con ella pretendemos ayudarte lo máximo posible. Sin embargo, cada caso es muy particular y te recomendamos que expliques el tuyo a un abogado especializado. 

¿Cómo funciona la custodia de los hijos de padres no casados?

Ante una ruptura surgen muchos interrogantes. Especialmente en lo referente a los niños y su custodia. Antes de nada, debes saber que tus hijos podrán tener las mismas condiciones que los hijos matrimoniales. Los menores y su bienestar son siempre prioridad para la ley.

Las parejas que tengan hijos en común, pero no estén casadas y se quieran separar, tendrán que acudir a un procedimiento judicial de medidas paternofiliales para decidir sobre la custodia de los niños.

Este proceso se denomina de guarda y custodia. Se aplican los mismos criterios que para la separación o para el divorcio en relación con las obligaciones y derechos que tenéis con vuestros hijos. A este respecto se pronunció el Tribunal Supremo (Nº de Resolución: 701/2004) donde se recoge que no se puede hacer distinción entre hijos menores, sean matrimoniales o no.

Lo más importante es el interés de los hijos y su protección es encomendada al juzgador. Lo cual está establecido en el Código Civil.

Este procedimiento de guarda y custodia regulará los efectos que vuestra separación va a tener sobre los niños. Habrá que acordar quién se encargará de qué. Se determina lo relativo al cuidado y manutención, principalmente.

Procedimiento de guarda y custodia de hijos no matrimoniales

Hay que acudir a un juez para determinar las cuestiones básicas:

  • Especificar a quién corresponde la patria potestad. Esta es diferente a la custodia. Hace referencia a las responsabilidades con los hijos. La tendréis casi siempre ambos padres. Solo se puede retirar la patria potestad en circunstancias extremas.
  • Determinar quién tiene la guarda y custodia. Esta hace referencia a quién se encarga del menor de manera diaria. Es decir, con quién vive el niño, quién lo lleva al colegio… En resumidas cuentas: quién lo cuida.
    • La custodia puede ser monoparental. Esto significaría que solo uno de los progenitores se encarga de cuidarlo. El otro solo tendría un régimen de visitas y pasaría la pensión de alimentos.
    • Sin embargo, cada vez es más común la custodia compartida. En este régimen de guarda y custodia se establece un reparto equitativo del tiempo con los menores.
  • Se fijan las estancias y las visitas. Es decir, debemos determinar qué tiempo pasa el niño con quién.

Formas de tramitar el procedimiento de guarda y custodia

Existen diferentes formas de resolver la custodia de los menores. Básicamente podéis hacerlo: de mutuo acuerdo (lo que requerirá un proceso de negociación y entendimiento) o contenciosamente (cuando no podáis llegar a un acuerdo).

Generalmente es mejor llegar a un acuerdo. Tendréis más control sobre la situación y vuestros hijos sufrirán menos en el proceso. Pero claro, no siempre es posible entenderse tras una ruptura.

Mutuo acuerdo

La custodia de los hijos de padres no casados puede gestionarse a través de un procedimiento de mutuo acuerdo. De manera amistosa.

Esta sería la forma ideal, ya que siempre es más fácil cuando los padres estén de acuerdo antes de llegar ante un juez. Y es importante que todos veléis por el bienestar del menor.

  • El único documento necesario es el certificado de hijos comunes. Teniendo este documento, vuestro abogado redactará un convenio regulador.
  • En el convenio figurarán todas las medidas que afectarán al menor o menores: tipo de custodia, régimen de visitas, pensiones, uso de la vivienda familiar, etc.
  • Este convenio se entrega junto a los certificados de nacimiento y una demanda de guarda o custodia amistosa.
  • Por último, el convenio regulador será remitido al Ministerio Fiscal que deberá valorar si las medidas son adecuadas para el menor.

Contenciosa

Sin embargo, también puede hacerse de manera contenciosa. Es la forma necesaria si no os podéis poner de acuerdo en cuál es la mejor opción para el pequeño. Entonces, será el juez el que declare las medidas que vayan a afectar a la custodia de los hijos. También decidirá lo conveniente sobre el ejercicio de la patria potestad.

En este caso, el abogado de uno de los progenitores deberá interponer una demanda. El abogado del otro progenitor la contestará, y tendréis que aportar más documentación (como la justificación de vuestros ingresos, quién de vosotros se ha ocupado con normalidad del cuidado de los menores, vuestra disponibilidad, etc.). Dependerá un poco teniendo en cuenta vuestra situación particular.

Conclusión

En resumen, la situación de los hijos de padres no casados es bastante similar a la de los casados, aunque el procedimiento varía un poco. Lo más importante son los niños y la ley los protege lo máximo posible.

¿Buscas abogado de familia de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista en derecho de familia sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.