¿Qué es la guarda y custodia de los hijos menores?

Guarda y custodia

La guarda y custodia de los hijos tras una separación o un divorcio, también conocida como custodia legal, consiste en cuidar y convivir con los menores, incluyendo tareas diarias como la alimentación o la formación.

¿En qué consiste la guarda y custodia?

Es muy importante no confundir este concepto con el de la patria potestad.

La patria potestad consiste en el conjunto de derechos y obligaciones que tienen los padres sobre los hijos. Estará generalmente ejercida por los dos progenitores independientemente de que exista matrimonio entre ellos.

Además del cuidado de los hijos (propio de la guarda y custodia), la patria potestad incluye otros aspectos como la representación de los menores y la administración de sus bienes.

Por lo tanto, la guarda y custodia se decidirá tras una ruptura y se basa en quién de los dos progenitores mantendrá la convivencia con los hijos y se encargará de sus cuidados diarios. 

¿Qué regímenes de guarda y custodia existen en España?

Se pueden diferenciar los siguientes tipos de custodia

  1. Custodia monoparental o exclusiva. En la custodia monoparental se atribuye la convivencia y el cuidado del hijo a un solo progenitor, aunque ambos mantendrán la patria potestad sobre el menor. En este caso, el progenitor que no posee la guarda y custodia tendrá un régimen de visitas y estará obligado a pagar una pensión de alimentos. Lo más habitual es que se atribuya la custodia monoparental a favor de la madre.
  2. Custodia compartida. En la custodia compartida ambos progenitores van a convivir y a cuidar de los hijos en periodos alternos según se establezca. En los últimos años, los casos en los que se ha optado por el régimen de guarda y custodia compartida por ambos progenitores han aumentado de manera considerable.
  3. Custodia partida. Es necesario que existan al menos dos hijos.
  4. Custodia atribuida a terceros. Se da solamente en casos extraordinarios.

Criterios para la elección del tipo de guarda y custodia

La elección del tipo de guarda y custodia podrá determinarse de mutuo acuerdo entre los progenitores en un convenio regulador, o bien por un juez en caso de ruptura sin acuerdo.

En el caso de que sea el juez quien tenga que decidir, tendrá en cuenta diferentes criterios. Algunos ejemplos son:

  • El interés superior del menor.
  • El domicilio de los progenitores.
  • El número de hijos.
  • La edad de los menores.
  • La relación existente entre los progenitores y la de los progenitores con el hijo.

¿Es posible perder la custodia de un hijo?

En algunos casos, un progenitores podrá perder la custodia de su hijo. Para más información sobre cuáles son los motivos para perder la custodia de un hijos, consulta este post.

¿Buscas abogado de familia de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista en derecho de familia sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.