¿Qué es la alienación parental y cómo actuar para defenderse en México?

Alineación parental

La alienación parental es un término que ha ganado notoriedad en el ámbito del derecho de familia en México, describiendo una situación compleja y delicada que afecta tanto a padres como a hijos dentro del contexto de separaciones o divorcios conflictivos.

Este fenómeno ocurre cuando un progenitor, denominado alienador, manipula psicológicamente a su hijo con el fin de que rechace o muestre aversión injustificada hacia el otro progenitor, el alienado. Este acto no solo perjudica la relación entre el hijo y el progenitor alienado, sino que también afecta significativamente el bienestar emocional y psicológico del menor.

Marco legal en México

En México, la alienación parental es reconocida y abordada dentro de la legislación, buscando proteger los derechos de los menores y mantener el equilibrio en las relaciones familiares después de una separación o divorcio.

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y los códigos civiles de varias entidades federativas contemplan medidas específicas para casos de alienación parental.

¿Cómo actuar para defenderse ante la alienación parental?

  • Identificación y documentación. El primer paso es identificar y documentar cualquier indicio de alienación parental. Esto incluye guardar mensajes, grabaciones, testimonios de terceros y cualquier otro elemento que pueda demostrar el intento de alienación.
  • Asesoría legal especializada. Es crucial contar con la asesoría de un abogado especializado en derecho de familia, quien guiará al progenitor afectado a través del complejo proceso legal, asegurando que se respeten sus derechos y los de sus hijos.
  • Acciones legales. El abogado puede sugerir iniciar una acción legal para modificar la custodia o el régimen de visitas, basándose en la evidencia de alienación parental. La ley mexicana permite solicitar la intervención de un juez familiar para que evalúe el caso y determine las medidas necesarias para proteger el bienestar del menor, que pueden incluir desde terapia psicológica hasta la reevaluación de la custodia.
  • Soporte psicológico. Dada la naturaleza emocionalmente cargada de la alienación parental, es aconsejable buscar apoyo psicológico tanto para el progenitor afectado como para el menor, con el objetivo de mitigar los efectos negativos de esta situación.

Conclusión

La alienación parental es un fenómeno lamentable que requiere atención y acción inmediatas para salvaguardar la integridad emocional y psicológica de los menores involucrados. En México, el marco legal ofrece herramientas para combatir esta problemática, pero es fundamental la intervención de profesionales en derecho de familia y psicología para abordar adecuadamente cada caso.

Recuerda, enfrentar la alienación parental es un proceso complejo que implica no solo el conocimiento legal, sino también un profundo entendimiento emocional. No estás solo en esta lucha. La asesoría de un abogado especialista en derecho de familia es esencial para navegar este difícil camino y defender tus derechos y los de tus hijos. Si te encuentras en esta situación, te animo a rellenar el formulario de contacto en nuestra web y obtener la ayuda profesional que necesitas.

¿Buscas abogado especialista en derecho de lo familiar?

Te ayudamos a encontrar abogado familiar de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.