Divorcio Contencioso: qué es y cómo funciona en México

Divorcio contencioso

El camino hacia la disolución del matrimonio no siempre es de mutuo acuerdo entre las partes. En México, cuando las diferencias son profundas y no se logra un consenso sobre los términos del divorcio, entra en escena el divorcio contencioso.

Este proceso legal puede ser complejo y emocionalmente exigente, pero entender su funcionamiento es el primer paso para navegar por él con mayor seguridad y claridad.

¿Qué es el divorcio contencioso?

El divorcio contencioso unilateral es aquel en el que uno de los cónyuges presenta una demanda de divorcio sin el consentimiento del otro, existiendo desacuerdo en uno o más aspectos relevantes, como la distribución de bienes, la custodia de los hijos, la pensión alimenticia, entre otros.

A diferencia del divorcio voluntario, donde ambos cónyuges están de acuerdo en separarse y pueden presentar la solicitud conjuntamente, el divorcio contencioso se caracteriza por la necesidad de un juicio donde un juez tomará las decisiones finales.

¿Dónde se regula el divorcio contencioso en México?

El divorcio contencioso en México está regulado por el Código Civil Federal y los códigos civiles de cada entidad federativa, debido a que el sistema legal mexicano otorga a cada estado la autonomía para legislar en materia civil.

Proceso de divorcio contencioso

Pasos previos

  • Asesoría legal: debido a la complejidad y las consecuencias legales de un divorcio contencioso, es crucial contar con la asistencia de un abogado especializado en derecho familiar. Un profesional podrá guiarle a través del proceso, representarlo adecuadamente y buscar la mejor solución posible a sus necesidades.
  • Documentación: preparar y organizar todos los documentos necesarios para el proceso, como certificados de matrimonio, nacimiento de hijos, evidencia de ingresos, entre otros.

Presentación de la demanda

El proceso se inicia cuando uno de los cónyuges (el demandante) de forma unilateral presenta una demanda de divorcio ante el juzgado de lo familiar correspondiente, sin necesidad de dar motivos específicos pero exponiendo las condiciones que busca (custodia de hijos, repartición de bienes, etc.).

Notificación y contestación

Una vez admitida la demanda, el juez ordena notificar al otro cónyuge (el demandado), quien tiene un plazo para contestarla, aceptando o refutando las condiciones propuestas.

Etapa de pruebas

Ambas partes tienen la oportunidad de presentar pruebas que respalden sus peticiones y argumentos.

Sentencia

Con base en la evidencia y las leyes aplicables, el juez emite una sentencia que resuelve la disolución del matrimonio y todas las cuestiones relacionadas (pensión alimenticia, custodia, etc.).

Apelación

La sentencia puede ser objeto de apelación si alguna de las partes no está conforme con la decisión.

Conclusiones

El divorcio contencioso no es el final de una historia, sino el inicio de un nuevo capítulo en la vida de las personas involucradas. Aunque pueda parecer un proceso abrumador, con la guía adecuada y un enfoque claro, se pueden superar los obstáculos y encontrar un nuevo camino hacia adelante.

Si te encuentras en esta situación y necesitas asesoramiento especializado, no dudes en llenar nuestro formulario de contacto. Encontrarás un equipo dispuesto a apoyarte en cada paso del proceso, garantizando no solo el cumplimiento legal, sino también un acompañamiento cercano y personalizado.

¿Buscas abogado especialista en derecho de lo familiar?

Te ayudamos a encontrar abogado familiar de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.